Vampyr

Jonathan Rein es un médico curtido en la I Guerra Mundial, que después de vivir esta triste historia de la humanidad, ha vuelto a su hogar. Estamos en el Londres de 1928, donde una enfermedad como la gripe española está haciendo estragos entre sus ciudadanos. El Dr. Rein no duda en usar sus conocimientos para erradicar la maldita gripe, pero los acontecimientos se aceleran cuando este es mordido por un vampiro. Rein sufre las consecuencias de ser un vampiro, la luz del sol lo mataría y siente un odio profundo hacia los crucifijos. Aunque un dilema moral lo invade y carcome por dentro, ya que siente mucha sed, sed que solo la sangre humana puede saciar. Como médico hizo un juramento, que le impide matar a otro ser humano y su condición humana también lo hace luchar contra lo que es día de hoy. En esta aventura en la que nos sumergiremos, deberemos averiguar quién es el culpable del mordisco y las razones que le han llevado a convertir a Rein.

Nosferatu, Drácula y Frankenstein

Remember Me y Life is Strange son dos de los grandes títulos que ha lanzado Dontnod. Remember Me es un juego de acción futurista, en donde su protagonista se enfrentaba al sistema, ya sea a puñetazo limpio, con un innovador sistema de combinaciones a la carta, o modificando los recuerdos de las personas. Mientras que Life is Strange nos ponía en la piel de una adolescente con la capacidad de moverse en el tiempo, en el que tenía unos pocos días para salvar a su ciudad de un devastador huracán. Ambos títulos narrativamente son obras de arte, y ponen al servicio del jugador varios debates, que deberá resolver el jugador durante el juego.

Vampyr promete como mínimo una narrativa a la altura de la compañía. Poco hemos visto de su jugabilidad, pero Dontnod no se caracteriza por incluir mecánicas del agrado de todo el mundo. En esta ocasión se aleja del Hack’n’Slash o de la aventura gráfica, para adentrarse en un Action RPG narrativo en tercera persona. La historia se basa en novelas de éxito como Nosferatu, Drácula o Frankenstein, y pondrán al jugador en diferentes dilemas morales, como alimentarse de los ciudadanos para conseguir mayor poder, o curarlos de su enfermedad para que el distrito sane. Deberá realizar exámenes a los ciudadanos y elaborar medicamentos específicos, para conseguir curas. Contaremos con un árbol de habilidades para mejorar nuestros atributos, o dotar de poderes sobrenaturales a Rein, para ello necesitaremos beber sangre. Si decidimos sanar a la población, mejoraremos la calidad de vida de cada ciudadano y del distrito disminuyendo la podredumbre.

Página 1 de 212

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies