Crónicas Jugonas BGW 17 (II)

En esta segunda parte vamos a centrarnos en tres compañías con amplios stands con muchos juegos a mostrar. Como sabéis, la BGW de este año ha cerrado con un total de unos 135000 visitantes, confirmando su importancia en el mercado nacional y, también hay que decirlo, haciéndose un hueco entre las grandes a nivel internacional. No nos enrollamos más, directamente vamos a ver los juegos presentados por BadLand Games, Bandai Namco y Nintendo.

BadLand Games

En el stand había 66 terminales para disfrutar de los juegos ya lanzados por la compañía. Su stand no tenía una visualización llamativa como el resto, el año pasado tenía un espectacular tractor en el que se podía jugar a Farming Simulator. Como particularidad, sus juegos se mostraban en PC, cosa que permitía a los asistentes jugar a cualquier título en cualquier ordenador. Esta situación solo hizo que los asistentes desorganizaran la ubicación de los juegos respecto a sus anuncios, siendo caóticos en su presentación. Los mandos disponibles eran Thrustmaster, que claramente no aguantaron ni 48 horas de exposición, porque su funcionamiento no era el correcto.

Mostraron una gran cantidad de juegos ya lanzados, donde el máximo protagonista era Dead Alliance, un título de zombis cooperativo al estilo Left 4 Dead. No quiero olvidarme del magnífico The Sexy Brutale, donde hay que resolver los misteriosos asesinatos que suceden en un lapso de tiempo. La fantasiosa y emocional aventura de Rime. En Heart & Slash teniamos que ayudar a encontrar su razón de ser a un robot, mientras repartimos estopa en una fábrica. El polémico y hentai, Senran Kagura Peach Beach Splash del que podéis leer nuestro análisis aquí y las espectaculares luchas con exoesqueletos de The Surge, entre otros lanzamientos.

Como novedades destacadas estaba Battlechasers Nightwar, un título de Joe Madureira (ese dibujante que se cansa de todo lo que crea y no acaba nada) con sabor a JRPG, en el que nos desplazaremos por un tablero, debiendo enfrentarnos a los enemigos de forma predefinida, y que continúa con la historia del comic. Elex, un título que quiere abarcar tantos géneros, que acaba destacando más por sus bugs, que por ser algo positivo. Y su gran estrella desde mi punto de vista, Song Of Horror, un título de exploración tipo Alone in the Dark, con un apartado gráfico muy mejorado respecto a otros años. Había más juegos, pero ninguno destacable. Y la clásica saga anual Farming Simulator, donde deberemos gestionar nuestra granja.

Bandai Namco

Su stand era de los más espectaculares de la feria. Tenía una zona dedicada a la historia de la compañía, donde por un pasillo se iban mostrando diferentes vídeos de sus juegos más míticos, ver diferentes bocetos de artistas españoles basados en sus juegos, las cajas de los salones recreativos, y jugar a sus clásicos gracias a Namco Museum. Posiblemente fue la compañía que más juegos futuros presentó en su faceta jugable. Empezando por Dragon Ball FighterZ que tenía toda una zona dedicada con consolas Playstation 4 y Xbox One. Una pantalla gigantesca iba presentando diferentes trailers del juego y otras novedades. Sin lugar a dudas, Dragon Ball FighterZ es de los mejores juegos que se pudieron jugar, pero que habrá que analizar con cuidado, porque sus combates son una locura en 3 vs 3. Ni No Kuni 2: El Renacer de un Reino, es un Action JRPG que estaba representado por una figura de sus protagonistas a tamaño real, sentados en un trono. El juego nos invitaba a explorar el entorno y a enfrentarnos a jefes finales. Su sistema de combate nos permite atacar a enemigos, mientras una especie de gnomos del bosque (muy del Estudio Ghibli) nos ayudan ofreciéndonos vida, regenerando el maná, o atacando al enemigo. Code Vein es una especie de Dark Souls que, según nos comentaron, tenía la dificultad rebajada, y en la que un personaje controlado por la IA nos iba resucitando, veremos si la edición final lo tendrá. Lo que destacaba del juego eran los enemigos de gran tamaño, el poder atacar con dos armas diferentes, y las grandes multitudes de enemigos que se lanzaban a por nosotros. Naruto Boruto Shinobi Striker, Gundam Versus y Ace Combat 7: Skies Unknown rellenarían el gran catálogo de grandes lanzamientos.

También tuvieron su parte de protagonismo juegos ya lanzados. Little Nightmares Secretos de las Fauces, Moto GP17 y Project Cars 2 también tenían su rinconcito. Project Cars 2 se podía jugar en varios asientos con volantes Thrustmaster. Lo que más destacó del título, fue una silla acoplada a un sistema de amortiguación hidráulica. Esta reaccionaba al movimiento de nuestro vehículo, permitiendo sentir físicamente las sensaciones del juego, en una experiencia sensacional.

Nintendo

Uno de los stands más bonitos de la feria. En la zona central tenía una gran pantalla rodeada por un coliseo para que el público se sentara y disfrutara de las diferentes competiciones que se realizaban. Allí los claros protagonistas fueron Super Mario Kart 8 Deluxe y Splatoon 2. Esta zona estaba rodeada de otras 6 zonas temáticas, que representaban a cada juego. Super Mario Odyssey se presentaba con una gigantesca bola roja en el centro; en Splatoon 2 podíamos ver una caja sobre la que jugábamos muy al estilo de las del videojuego, y una gran pancarta mostraba su nombre; un gran ring retaba a dos jugadores a machacarse a los mandos de ARMS; una gran rueda y algunos taburetes con marcas cuadriculadas nos invitaban a jugar a Super Mario Kart 8 Deluxe; una gran habitación dedicada a The Elder Scrolls V: Skyrim Special Edition, con una sorpresa dentro; un pequeño bosque con un árbol central escondía Legend of Zelda: Breath of the Wild; y dos canchas, una de fútbol y otra de baloncesto permitían partidas de FIFA 18 y NBA 2K18.

Super Mario Odyssey era la gran estrella, colas larguísimas para poder jugar por primera vez a este sensacional plataformas. Se podía jugar en dos niveles, la ciudad y el desierto. Ahí probamos la nueva habilidad del sombrero de Mario para poseer enemigos, o usar objetos para nuestro beneficio (los palos nos permitían lanzarnos a gran altura al poseerlos, o podíamos viajar a través de los cables de la luz). Lo que más nos gustó fue la opción de entrar en las paredes, emulando pantallas en 2D, que nos permitía alcanzar el tejado, una auténtica pasada.

Splatoon 2, nos retaba a participar en torneos de pintura de 4 vs 4. Como novedad había disponible un modo de juego cooperativo para 4 jugadores. Aquí los jugadores se enfrentaban a una bestia parecida a un dragón volador, que iba pintando el escenario. ARMS es un título nacido del juego de boxeo de Wii Sports. Aunque mucho más trabajado, permitiendo moverse por el cuadrilátero de forma libre, golpear a nuestro enemigo lanzando puñetazos a larga distancia, que incluso podremos curvar para acertar a nuestro rival. Agarres y golpes finales completan un juego muy táctico, divertido y con unos controles muy intuitivos, teniendo que usar un joycon para cada mano.

Poco podemos añadir de Super Mario Kart 8 Deluxe y Legend of Zelda: Breath of the Wild. Auténticos juegazos que no podían faltar en la feria. Además todos los juegos se podían disfrutar en las tres posiciones de la consola, como portátil, en un televisor o usando su pantalla como algo independiente y cada jugador con los dos mandos. Una gran muestra al gran público y que sin duda esta campaña de navidad agotará todas sus existencias.

Dentro del stand de Nintendo había sitio para dos juegos que poco han evolucionado como FIFA 18 y NBA 2K18, pero que en su versión para esta consola mostraban un apartado técnico por debajo del resto. Bethesda mostró The Elder Scrolls V: Skyrim Special Edition, en otra nueva edición, y que deberían plantearse ya en lanzar un nuevo título de la saga. Doom se mostró en dos Switch, su apartado gráfico era parecido a las versiones de Playstation 4 y Xbox One. Koch Media presentaba Sonic Forces, con una misión normal que mezclaba momentos de acción lateral con una tercera persona, también nos enfrentaba a un boss manejado por el doctor Robotnik con dos fases, una en una nave, y la otra transformado en un robot gigante.

Por otra parte tenía la sección de Nintendo 3DS. Fire Emblem Warriors es un hack & slash de destrucción de grandes cantidades de soldados (aunque en la feria se jugaba la versión de Switch, también está disponible a la venta en 3DS); un incomprensible Metroid: Samus Returns funcionando en una Nintendo 2DS; Mario & Luigi: Superstar Saga + secuaces de Browser, El Misterioso Viaje de Layton: Katrielle y La Conspiración de los Millonarios, e incluso un nuevo Kirby. Para los nostálgicos estaban expuestas 4 SuperNES Mini con todos los juegos para probarlos.

Hasta aquí ya hemos completado todos los juegos presentados por las compañías. En el próximo capítulo nos centraremos en los juegos indies que encontramos más interesantes.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies